Agua para la nueva generación

Agua para la nueva generación

Académicos por Colombia en alianza con la institución educativa Nueva Generación del municipio de Sáchica, Boyacá, en el 2017 y el 2018 trabajó en un proyecto de apropiación social del conocimiento con jóvenes y niños del municipio para la construcción de un sistema piloto de captación y potabilización en la institución. Junto a estudiantes de grados 6° a 11°, se realizó un trabajo de investigación, sensibilización y co-creación que permitió la construcción de un sistema de captación y potabilización de agua lluvia que actualmente beneficia a cerca de 500 estudiantes.

Muchas comunidades en la ruralidad colombiana tienen acceso limitado a servicios básicos como el agua potable. Trabajar de manera articulada y desde la co-creación con instituciones educativas para promover los liderazgos y facilitar la construcción de alternativas que permitan a las comunidades avanzar en el camino de garantizar estos servicios en sus territorios es prioridad para corporación. 

El municipio de Sáchica históricamente ha tenido problemas con la calidad del agua debido a que cuenta con pocas fuentes de este recurso en su territorio. En la etapa diagnóstica del proyecto se hizo evidente la preocupación de la comunidad respecto a la disponibilidad del recurso y al consumo de agua no apta por parte de los jóvenes y niños del colegio.  

“En época de lluvias el agua llega super turbia, prácticamente con sedimentos de barro…en el colegio hay bastantes niños de escasos recursos y yo vi a varios niños que tomaban el agua directamente de la llave” Elizabeth Bastidas, Docente de Lenguas de la institución.

El problema del agua ha sido de toda la vida por las condiciones geográficas, el municipio no tiene fuentes importantes… hay algunos pozos profundos que tienen aguas muy duras.

Rosa Cecilia Sierra Oliveros, Docente de Ciencias de la institución

Para sensibilizar a los jóvenes sobre esta problemática y sobre las potenciales alternativas de solución al problema que estaban viviendo en la institución se generaron una serie de actividades que permitieron generar un diálogo, incentivar la participación y despertar la curiosidad científica en los jóvenes y niños en torno al tema del agua.  Estos encuentros giraron alrededor de reflexiones como ¿qué significa que el agua sea de buena calidad?, ¿cómo es posible saber si el agua se puede consumir o no? ¿cómo funcionan los acueductos? o ¿cuáles son las consecuencias del consumo de agua no potable? y estuvieron atravesados por actividades de laboratorio que permitieron a los estudiantes acercarse al tema desde la curiosidad científica.  

De estos encuentros surgió la necesidad de construir el sistema de captación y potabilización de agua lluvia en la institución. Se consolidó un grupo de jóvenes y niños que en articulación con otros miembros de la comunidad educativa como padres de familia y docentes decidieron co-construir con la corporación el sistema. Desde su construcción la comunidad ha realizado varios cambios y mejoras en el diseño y ha centrado sus esfuerzos en promover el consumo del agua del sistema por parte de los niños de primaria, que han sido los más afectados por el consumo de agua no tratada, pues reportaban constantemente dolores de estómago. La comunidad le ha dado continuidad al proyecto y algunos de sus miembros manifiestan que muchas personas de la comunidad educativa reconocen un beneficio para ellos, pues es una tecnología que comprenden y que incluso muchos docentes y padres de familia quieren replicar en sus hogares.

La misma comunidad al apropiar la tecnología le dio sostenibilidad al proyecto…el filtro es de la comunidad, del colegio, de los chicos.

Camilo Otálora , Académicos por Colombia 

¡Contáctanos ahora!